Ácido hialurónico

El ácido hialurónico es una sustancia en gel que se aplica mediante micro-inyecciones directamente en la piel.

Variamos la densidad del producto dependiendo del tratamiento seleccionado.

Su origen es químico, es biocompatible y reabsorbible.

Con el envejecimiento, el ácido hialurónico natural se va perdiendo, por ello la piel pierde tersura y aparece la flacidez facial.

Zonas de aplicación del ácido hialurónico.

En rostro y labios permite remodelar formas y contornos.

Le damos volumen a la piel y podemos rellenar surcos y arrugas profundas.

Además, ¡ayuda a hidratar la piel!

Los beneficios del inyectable en la cara:

  • Rellena zonas que han perdido volumen y arrugas,
  • Es un procedimiento no-quirúrgico,
  • Al ser un producto muy estudiado es totalmente seguro,
  • Suaviza y rejuvenece las arrugas peri bucales,
  • No provoca alergias ni rechazo…
Los resultados se aprecian de manera inmediata.

Surcos nasogenianos y arrugas de la cara: una consulta muy frecuente.

Tienen su origen en diversos factores, como por ejemplo una mímica facial energética.

El tratamiento con ácido hialurónico ayuda a eliminar las arrugas en las mejillas.

Mejorar tu sonrisa.

Al estar en constante movimiento, se producen arrugan frecuentes y muy marcadas. Es posible suavizarlas con pequeñas cantidades de ácido hialurónico.

Las comisuras labiales pueden ser tratadas para crear una sonrisa más joven.

Aportar volumen a los labios.

Se añade volumen a un labio que anteriormente no ha sido perfilado ni definido. Logramos más luminosidad y color rojo.

Armónicamente con el resto de la cara, el tratamiento busca inyectar la cantidad de hialurónico necesaria y suficiente.


¡Súmate a mi comunidad en redes sociales!
Utilizamos cookies para brindarte la mejor experiencia de navegación. Cuando le das click a \\\\\\\"Entendido\\\\\\\", estás de acuerdo con el almacenamiento de información.    Más info
Privacidad
Abrir chat
1
¿Hablamos?
¡Hola! Soy la Dra. Silvina Ciberti, puedes escribirme tu consulta y en breve te responderé. ¡Gracias!